Aprende Todo Sobre Filtrar Aguas Residuales

Oct - 28
2019

Aprende Todo Sobre Filtrar Aguas Residuales

Las aguas residuales no solo son las provenientes del inodoro, ya que también pueden provenir de la ducha, la bañera, la lavadora, el lavaplatos, el fregadero y el inodoro.

Curiosamente, las aguas residuales son en realidad 99,8% de agua. Un hogar típico de 4 personas produce alrededor de 400 a 500 litros de aguas residuales por día.

Los desechos líquidos de empresas e industrias, también conocidos como desechos comerciales, igualmente son considerados como aguas residuales.

Para las empresas industriales que producen aguas residuales como parte de su proceso, generalmente es necesario algún tipo de sistema de tratamiento de aguas residuales para garantizar que se cumplan las precauciones de seguridad y las normas de descarga.

El sistema de tratamiento físico-químico con coagulante y floculante de aguas residuales más apropiado ayudará a las instalaciones a evitar dañar el medio ambiente, la salud humana y los procesos o productos de una instalación (especialmente si las aguas residuales se están reutilizando).

También ayudará a la empresa a evitar multas y posibles acciones legales si las aguas residuales se descargan de manera inadecuada en una obra de tratamiento de propiedad pública o en el medio ambiente.

Aprende Todo Sobre Filtrar Aguas Residuales

El sistema de tratamiento de aguas residuales es un sistema compuesto por varias tecnologías individuales que abordan sus necesidades específicas de tratamiento de aguas residuales. Este tratamiento rara vez es un proceso estático. Un sistema de filtrado de aguas residuales eficiente y bien diseñado debería ser capaz de manejar:

  • Variaciones del proceso en contaminación y flujo.
  • Variaciones en las necesidades de químicos del agua y ajustes de volúmenes químicos requeridos.
  • Posibles cambios en requisitos de efluentes de agua.

¿Qué incluye un sistema básico de filtrado de aguas residuales?

Los componentes exactos de un sistema de tratamiento de aguas residuales dependen de la caracterización de las aguas residuales en relación con los requisitos reglamentarios para la descarga de la planta, pero en general, un sistema básico de tratamiento de agua residuales incluye algún tipo de:

  • Clarificador: Para sedimentar los sólidos suspendidos que están presentes como resultado del tratamiento.
  • Alimentación química: Para ayudar a facilitar la precipitación, floculación o coagulación de metales y sólidos en suspensión.
  • Filtración: Para eliminar todas las cantidades de restos sólidos suspendidos.
  • Ajuste final de pH: Y cualquier tratamiento posterior.
  • Panel de control: Dependiendo del nivel de operación automatizada necesario.

¿Qué elimina el filtrado de aguas residuales?

Un sistema para filtrar aguas residuales podría estar compuesto por las tecnologías necesarias para eliminar cualquier cantidad de lo siguiente:

  • Demanda de oxígeno bioquímico: Se refiere a la cantidad de oxígeno disuelto que necesitan los organismos biológicos aeróbicos para descomponen las materias orgánicas en moléculas más pequeñas. Altos niveles de oxígeno bioquímico indican una concentración elevada de material biodegradable.
  • Nitratos y fosfatos: Si no se eliminan grandes cantidades de nitratos y/o fosfatos de las aguas residuales y estos nutrientes se descargan en los entornos locales, pueden conducir a un aumento del oxígeno bioquímico y el crecimiento extenso de malezas, algas y fitoplancton.
  • Patógenos: Bacterias, virus, hongos o cualquier otro microorganismo que pueda estar presente en las aguas residuales y que puede conducir a todo tipo de problemas de salud, incluidas enfermedades agudas, problemas digestivos graves o la muerte.
  • Metales: Cuando se dejan en aguas residuales en altas concentraciones, los metales pueden causar daños extensos al medio ambiente y la salud humana. Son particularmente dañinos porque no se descomponen y tienden a acumular causando entornos tóxicos.
  • Sólidos totalmente suspendidos: El material sólido orgánico e inorgánico suspendido en el agua, puede, como muchos de los otros contaminantes enumerados, dañar la vida acuática. También puede ser problemático si las aguas residuales se están reutilizando para algún proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *