Tipos de calentadores de agua empleados en casa

Jun - 02
2019

Tipos de calentadores de agua empleados en casa

El disponer de agua caliente en una vivienda ha dejado de considerarse un lujo al alcance de privilegiados. Ahora es un servicio habitual en todos los hogares, porque los recursos técnicos para realizar la instalación se han mecanizado, y se ha logrado reducir su coste. Actualmente, cualquier vivienda de clase media-baja puede disponer de agua caliente sanitaria, gracias a los tipos de calentadores de agua empleados en casa.

El suministro de agua debe cumplir ciertas condiciones, más allá de la higiene y de un suministro continuo.  Nunca hay que desperdiciar agua utilizándola a temperaturas demasiado elevadas para luego tener que enfriarla. Con que salga a 40 grados de la ducha o los grifos es más que suficiente para cumplir en todas las situaciones domésticas donde sea necesaria. Es más, no conviene almacenar agua en termos a más de 60 ºC, porque surge el riesgo de que aparezcan incrustaciones calcáreas.

Tipos de calentadores de agua empleados en casa

Para elegir un buen sistema de instalación de agua caliente sanitaria hay que tener en cuenta diversos factores; como el número de habitantes habituales en la vivienda, el tipo de calentador, el combustible utilizado, la temperatura de uso, el número de electrodomésticos disponibles y griferías, etc.

tipos de calentadores

  • Un aparato que va a marcar el ahorro de agua y el combustible es sin duda el calentador. Este puede ser de varios tipos; calentador instantáneo, calentador acumulador y calentador indirecto o caldera de doble servicio de gran eficiencia. Hablemos un poco de ellos. Tienes información sobre calderas de alta eficiencia energética.
  • El calentador instantáneo o de caudal continuo está enganchado directamente a la red de suministro de agua. Para obtener mayor temperatura del líquido se reduce el caudal que circula por dentro del aparato. Se denomina “instantáneo” porque al abrir el grifo de agua caliente se encienden automáticamente los quemadores que actúan sobre el serpentín, que es el encargado de calentar el agua que recorre su interior.
  • El calentador acumulador es otro aparato que permite almacenar agua en su interior, a la temperatura requerida. Su ventaja es que está midiendo constantemente la temperatura a la que está el líquido, y en cuanto detecta que baja de cierto valor, sus quemadores actúan elevándola de nuevo hasta el nivel necesario. Es fundamental que estos acumuladores dispongan de una buena pared aislante, para que el agua no pierda calor rápidamente por causa del contacto con el metal perimetral.
  • Finalmente tenemos el calentador indirecto, también denominado como caldera mixta. Es el aparato que más se emplea actualmente en lugares donde se necesita garantizar un consumo elevado y continuo, tales como colegios, hoteles y hospitales. Este tipo de caldera lleva dos serpentines distintos. Uno sirve para enviar líquido a la calefacción y el otro a la instalación de agua caliente sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *