La energía renovable es la base para reducir las emisiones a nivel de los hogares

Feb - 27
2021

La energía renovable es la base para reducir las emisiones a nivel de los hogares

Aunque todavía hay mucha gente que no lo cree, el cambio climático es algo real y no tenemos tiempo para revertirlo. Por tanto, la reducción de las emisiones de CO2 se ha vuelto crucial. Si bien es cierto que los parques industriales y comerciales han provocado las mayores emisiones de nuestro país, lo cierto es que si queremos reducir al máximo las emisiones, debemos empezar por las emisiones internas “por debajo”.

Los hogares españoles consumen mucha energía de fuentes no renovables y contaminantes. Si logramos convertir estas fuentes de energía en energía renovable, podremos reducir las emisiones domésticas.

Además, hay que tener presente que el coste de la energía en nuestro país es más elevado que en otras partes de Europa, por lo que el sistema de energías renovables nos aporta una doble ventaja, porque la energía obtenida con ellas es barata por grado.

Energía renovable a nivel doméstico

A pesar de que todavía no existen muchas normativas que exijan la instalación de sistemas de energía renovable en el país, sí existen algunas obligaciones respecto a las casas nuevas. Las casas nuevas deben contar con paneles solares (o cualquier variedad de instalación de energía renovable que reúnan las mismas condiciones) para proporcionar agua caliente a los distintos hogares.

Este tipo de regulación, y los múltiples beneficios de acomodar este tipo de sistema en el país, han llevado al desarrollo de acondicionamiento casero para diferentes tipos de fuentes de energía renovable (por ejemplo, solar, eólica, biomasa, geotermia, aerotermia).

energia renovable

Como ya hemos mencionado, el empleo de sistemas de energía renovable en grado doméstico tiene una doble rentabilidad: además de mitigar las emisiones, son fuentes de energía más económicas e incluso pueden autoconsumirse.

Tipos de energía renovable que se pueden instalar en el país

Paneles solares fotovoltaicos

 Esta clase de sistema nos posibilita el autoconsumo, es decir, generar toda la energía que necesitamos. Aunque un sistema de autoconsumo puede suponer una alta inversión, lo cierto es que básicamente la instalación de paneles solares y baterías puede decrecer nuestros recibos de luz en un 75%.

Gracias a los paneles solares fotovoltaicos, la radiación solar se puede convertir en electricidad. Este tipo de electricidad debe pasar por un inversor para adaptarse al uso doméstico.

Hace unos años, esta instalación era mucho más costosa. No obstante, el incremento de la oferta y la demanda ha reducido el costo de los paneles solares en un 80%.

Paneles solares térmicos

 En comparación de la energía solar fotovoltaica, no podemos obtener electricidad utilizando energía térmica, pero el calor del sol se puede utilizar para calentar líquidos y obtener agua caliente sanitaria y calefacción. Con este tipo de sistema, podemos reducir el consumo de energía en estas dos áreas en un 70%.

 Los paneles solares térmicos son diferentes de los paneles fotovoltaicos. En él se mueve el líquido, que es calentado por el calor del sol y se acumula en el depósito de agua. Estos tipos de paneles se denominan colectores.

 Geotermia y aerotermia

 Ambos se basan en sistemas de energía limpia y renovable utilizados por bombas de calor. La diferencia entre los dos radica en la fuente de la energía.

Por un lado, la energía térmica del aire opera en función del calor existente en el aire y puede utilizarse para obtener agua caliente sanitaria así como para calefacción.

Por otro lado, la geotermia utiliza el calor existente en el suelo de la tierra. Para utilizar este calor, debe excavarse bajo tierra. Cuanto más profundos son, más eficaz es el sistema, pero a su vez más costoso.

Cabe recordar que este tipo de sistemas no son totalmente renovables, ya que consumen la energía necesaria para el funcionamiento de la bomba. Sin embargo, en comparación con otros sistemas, reducen el consumo de energía en un 70%.

¿Se pueden combinar los sistemas de energía renovable?

 La respuesta es sí. Si bien la energía fotovoltaica y eólica son las únicas fuentes de energía que pueden autoconsumirse, también podemos lograrlo combinando varios sistemas diferentes.

Una de las combinaciones más comunes es la combinación de energía térmica del aire y energía fotovoltaica. Mediante esta combinación, la combinación de bomba de calor aire-aire-agua caliente y energía solar fotovoltaica puede extraer completamente energía de recursos renovables, reduciendo así por completo las emisiones.

Debido a esta combinación, la electricidad utilizada por la bomba de calor del sistema de calefacción de aire también será renovable.

Hay que considerar que la producción de agua caliente es el mayor consumo energético de un hogar, ya sea que se utilice para saneamiento o climatización. Si tratamos de reducir el consumo energético con la ayuda de sistemas de calefacción de aire, entonces nuestras instalaciones fotovoltaicas no serán demasiado grandes, por lo que se reducirá la inversión económica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta